fbpx

Cómo comer estratégicamente en estas fiestas

Cómo comer estratégicamente en estas fiestas

Diciembre significa una gran cosa, y no exactamente comer estratégicamente. La combinación de celebraciones religiosas y el año nuevo hacen que todo se vuelva más festivo y alegre y lo único que queremos es comer todo lo que nos ofrezcan. Las fiestas y la comida pueden hacer que las dietas y el ejercicio queden como proyectos de año nuevo, el solo hecho de comer 200 calorías adicionales al día – una galleta por aquí, un pastel por allá – pueden significar entre 3 y 4 kilos en este periodo de fiestas.

No tienes que privarte, comer comidas aburridas o comer con sentimiento de culpa. Puedes practicar un poco de “comida y cocina defensiva” o comer estratégicamente y así podrás disfrutar de las festividades de navidad y año nuevo sin que la dieta sea una de tus resoluciones de año nuevo.

Aquí te damos 12 ideas de como puedes comer estratégicamente en estas fechas tan especiales

Escoge inteligentemente: No tienes que comer todo lo que te ofrezcan y se te cruce en el camino, puedes escoger entre todo lo que más te gusta y gastar esas preciadas calorías entre los snacks que más te gustan.

 

Regla de los 10 minutos: A tu estómago le toma unos pocos minutos para sentir “saciedad”. Puedes tomar un descanso de 10 minutos de la comida, entablar una conversación, disfrutar de las bebidas y después de esto puedes evaluar cómo te sientes, te puedes dar cuenta que estas lleno o que solo quieres porciones pequeñas de comida.

 

Conserva la distancia: Cuando estés en una fiesta, no te sientes cerca a la mesa de comida. Esto hará que sea más “difícil” conseguir la comida o si eres de aquellas personas que necesitan tener la boca ocupada con comida, puedes tener engañar el apetito con goma de mascar o con frutos secos, de esta manera evitaras estar poniendote de pie para ir a la mesa de comidas.

 

No salgas con el estómago vacío: Antes de salir para una fiesta o una reunión, puedes comer algo para que no llegues con mucha hambre a devorar todo lo que te ofrezcan. Los snacks pre-fiestas como las manzanas y frutos cumplen esta tarea de manera excepcional.

 

Toma agua, mucha agua: Un copa de vino o una lata de cerveza contienen entre 150 y 225 calorías. Si tu tomas alcohol, toma un vaso de agua entre cada bebida, de esta manera evitarás estar ebrio, no vas a consumir tantas calorías y estarás refrescado.

 

Si vas a tomar, come algo antes de hacerlo: Ya debes de saber lo que causa el alcohol en tu cuerpo, pero adicional a esto, el alcohol incrementa tu apetito y desaparece la habilidad de controlar lo que comes.

 

Si no te vas a ejercitar, puedes bailar o caminar: Bailar es una buena manera de bajar algunas de las calorías que comes en las fiestas. Si estas en alguna reunión familiar, anímate a bailar. Si las distancias son cortas, anímate a caminar!

 

Dile si a los vegetales: En las fiestas y comidas, no ignores las frutas y vegetales. Las frutas y vegetales hacen un buen papel de snacks e incluso mucho son mejor que algunas entradas y platos fuertes.

 

Gánale al buffet: A la hora de ir a escoger tu comida al buffet, mira primero que puedes comer antes de poner todo en el plato. De esta manera tendrás un plato más balanceado en vez de una pila de comida.

 

No hagas las compras con hambre: Esto aplica para diciembre y el resto del año. Si sales de compras con hambre, cualquier olor te va a tentar.

 

Cocina con (y para) el corazón: Esta es la mejor manera de mostrarle a la familia y tus invitados que de verdad te preocupas por ellos, se creativo con las recetas y usa menos ingredientes que pueden ser malos para la salud, por ejemplo, puedes preparar un rico y delicioso pescado en vez de carne.

 

Pon atención en lo que realmente vale la pena: Sabemos que la comida es una parte elemental de estas fiestas, pero concéntrate en tu familia y amigos, en las risas y en salud. Si siempre mantienes tu vida con una alimentación balanceada, no es malo un “cheat meal” de vez en cuando.