fbpx

¿Cómo estar motivada y activa para realizar ejercicios después de la maternidad?

¿Cómo estar motivada y activa para realizar ejercicios después de la maternidad?

Puede ser muy tentador dejar tu rutina de ejercicios una vez entras a la maternidad. Las prioridades cambian y tu atención se centra en amar y alimentar alguien más que ti misma, a esto agregale el trabajo del hogar, los baños, las comidas y todos los otros detalles que hacen que el ejercicio no esté ni cerca en tu lista de prioridades.

Hay demasiadas razones por la que te puedes sentir cansada como la falta de sueño o falta de comida saludable. Sin embargo, es realmente importante tener en mente que una rutina normal de ejercicios, tiene demasiados beneficios para la salud y que puede mejorar directamente tu salud mental y física, sin descuidar la maternidad.

Sin excusas: es tiempo de ser inteligente y seguir las siguientes estrategias para crear tu propio plan de ejercicios para la maternidad.

Reduce el largo de tu entrenamiento:

Pasar una hora en la caminadora o una clase funcional puede ser ya un lujo para ti. En este caso, hacer tus entrenamientos más cortos siempre es una mejor opción que no hacerlos. Los entrenamientos cortos mejoran el estado de ánimo y la energía de la misma manera que un largo entrenamiento (si lo haces de manera óptima). Te vas a dar cuenta que salir a trotar o caminar durante 15 o 20 minutos en buenos espacios al aire libre te van a dejar fresca y lo suficientemente energizada para estar alerta y activa durante el día, incluso puedes incluir a tus hijos y salir a caminar con ellos.

Añade vitaminas y suplementos a tu plan alimenticio

Las vitaminas y suplementos pueden darte un constante aumento de energía. Hay una gran variedad de suplementos que te van a dar la energía que necesitas para realizar los ejercicios y alcanzar tus objetivos de manera más óptima, mientras que mejoran tu salud en el proceso.

Programa tus ejercicios en la mañana

Normalmente, el ejercicio es una de las últimas cosas en tu lista de prioridades. Intenta programarlo en las horas de la mañana, cuando los niños estén dormidos. Esto puede ser bastante útil para tus ejercicios ya que en el transcurso del día pueden pasar demasiadas cosas más importantes que tus entrenamientos.

Reconoce que el mundo es ahora tu gimnasio

Si te encuentras constantemente sentada en el sofá mirando tus programas favoritos, entonces ten en mente esta táctica. El gimnasio no es el único lugar donde puede realizar tus ejercicios, necesitas empezar a reconocer más lugares del día a día donde puedas hacer tus ejercicios.

Hay muchas maneras de lograr esto, por ejemplo, puedes tomar las escaleras en vez del ascensor o caminar en vez de tomar el bus (si son rutas cortas y seguras).

Existen demasiadas rutinas de ejercicios que puedes realizar en casa con espacios o equipamientos limitados. Yoga y pilates son un buen ejemplo.

El ejercicio es demasiado importante para tu salud mental y física, ambas en corto y largo plazo. No te des por vencida simplemente porque alguien te llama mamá