fbpx

¿Cómo usar el yoga y la meditación para vencer el estrés y la ansiedad?

¿Cómo usar el yoga y la meditación para vencer el estrés y la ansiedad?

La depresión y la ansiedad son dos de las enfermedades mentales más difíciles de superar. No se presentan de forma física, por lo que se vuelven invisibles en la realidad de muchas personas. Sin embargo, los síntomas se pueden combatir con yoga y meditación. Aquí te contamos qué beneficios traen la yoga y la meditación para tu salud.

 

Son mecanismos para combatir el estrés.

El estrés es generado por varios factores externos y se incrementa cuando la ansiedad y la depresión están en la ecuación. Con yoga y meditación puedes aprender a controlar tus reacciones a estos factores. Cuando practicas ambas técnicas simultáneamente, aprendes automáticamente a controlar la tensión con respiración lenta y profunda, de esta manera creas un espacio mental seguro durante un episodio emocional.

 

Mejora la conciencia de los elementos desencadenantes y síntomas.

Cuando meditas, redireccionas toda la atención a ti misma. Esto incrementa la conciencia sobre ti misma y ayuda a identificar qué episodios emocionales o qué factores externos desencadenan la depresión y la ansiedad. Gracias a esto, puedes analizar y entender estas fuentes y establecer un mecanismo de control para las futuras reacciones. Además, la yoga y la meditación reduce el estrés cuando estás luchando contra los síntomas o episodios fuertes.

 

Fortalece la función cognitiva

La yoga y la meditación tienen beneficios increíbles para el cerebro. La práctica de ambas mejora la memoria y el pensamiento crítico, incrementa la conciencia propia y mejora la atención. Todos estos elementos son difíciles de mantener cuando se está luchando contra la ansiedad y depresión. De hecho, la combinación de yoga y meditación disminuye los efectos del estrés abrumador que afecta estas funciones y reduce la inflamación del cerebro.

Estimula la producción de dopamina, serotonina y endorfinas

Aunque sea una serie de ejercicios lentos, la yoga sigue siendo un ejercicio lo que significa que reta tus actuales limitaciones físicas, tonifica tu cuerpo y ayuda a ganar masa muscular. Además, la autoconfianza incrementa porque te vas a ver genial, asimismo, se estimula la producción de dopamina, serotonina y endorfinas mientras practicas yoga. Estas hormonas son analgesicos naturales y reducen los niveles de cortisol y adrenalina.

Brinda estructura a tu cronograma

Los episodios depresivos te pueden hacer perder la motivación. Sin embargo, la meditación y yoga pueden brindar una estructura a tu día a día. Si tienes un momento estricto para esto, hay un motivo y un evento para esperar día tras día. Esto te ayudará a sentirte bien ya que sabes que hay un momento de tu día que está dedicado a ti misma.

 

Anima al autocuidado y el amor propio

Esto quizá no venga a la mente al principio, pero la meditación y yoga son formas de autocuidado, sin importar la intensidad con la que practiques, estas tomando tiempo para cuidarte. Con una práctica diaria, empiezas a construir una relación contigo misma a medida que pasa el tiempo, una conexión entre tu mente y tu cuerpo que se manifiesta en empatía, compasión y entendimiento de tus problemas.

 

Te ayuda a concentrarte en el presente.

La meditación te ayuda a reducir la rapidez de un ritmo de vida acelerado, los pensamientos apresurados y romper el ciclo de cualquier mala costumbre. Además, durante la meditación puedes ver cuales son las tareas y acciones que deben de tener prioridad en tu vida, esto establece un camino libre a cumplir tus objetivos.

 

La próxima vez que te encuentres experimentando episodios de depresión o ansiedad, dale una oportunidad a la meditación y yoga para calmarte y enfocarte. No hay tratamientos que curen definitivamente la depresión o la ansiedad, simplemente tratan los síntomas con medicamentos o terapia. Al final del día, hay momentos en los que sientes que no puedes salir adelante, recuerda que siempre tienes la habilidad de tomar el control de tu cuerpo y mente.