Dieta Mediterránea. Más que un estilo de vida

La dieta mediterránea. Más que un estilo de vida 

Este popular estilo de vida se basa en consumir alimentos frescos, orgánicos y sin procesar. También propone beber mucha agua, disponer de tiempo para cocinar, realizar actividad física y descansar para lograr un equilibro.

Para complementar la dieta mediterránea es necesario incluir los siguientes grupos de alimentos:

-Frutas y verduras: Combinarlas de manera creativa es una experiencia agradable al deleitarse por la fusión de distintos sabores y texturas.

-Cereales: Son la base de cualquier dieta y aportan nutrientes esenciales para el correcto funcionamiento de nuestros organismo.Las pastas y el  arroz se recomienda consumirlos integrales

-Especias: Estos condimentos de origen vegetal le dan un sabor especial a las comida.

-Carnes: las carnes blancas y pescado son la base de la dieta mediterránea. Las carnes rojas y altamente procesadas no son muy recomendadas.

El aceite de oliva es un elemento fundamental en la dieta mediterránea pues es un óleo rico en vitamina E y ácidos grasos que aportan al buen funcionamiento del sistema cardiovascular.

En 2010, la dieta mediterránea fue declarada patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

En resumen, existen una gran cantidad de dietas y estilo de vida saludables, que sugieren distintas formas de alimentación con el fin de buscar bienestar, sentirse y verse bien. Escoge el que más te guste, sin dejar de lado el equilibrio. Recuerda que es importante consumir todo tipo de alimentos pero con moderación.