¿El ACEITE DE COCO facilita tu vida ?

El aceite de coco se extrae de la carne o pulpa del coco (Cocos nucifera). El aceite de coco de mejor calidad debe ser sólido a temperatura ambiente (cuanto más calor hace más líquido), virgen y de la primera prensada en frío. Como dice Organicus “Que sea virgen significa que sólo ha sido extraído mediante métodos mecánicos, sin añadir ningún químico para refinarlo, y el prensado en frío garantiza una extracción en la que no se han superado los 40ºC, por lo que se mantienen todas las propiedades nutritivas del aceite.”

Si buscas en internet “usos del aceite de coco” encontrarás infinidad de posts con montones de usos diferentes, desde el cosmético, para el cabello, enjuague bucal, para masajes y hasta como alimentos.

¿El ACEITE DE COCO como alimento?

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda limitar el consumo de grasa al 30% de la ingesta calórica diaria. Son preferibles las grasas no saturadas (aceite de pescado, aguacates, frutos secos, aceite de girasol, canola y oliva) a las grasas saturadas (por ejemplo, en la carne grasa, la mantequilla, el aceite de palma y de coco, la nata, el queso, el ghee y la manteca de cerdo).

 

Usos del ACEITE DE COCO como producto cosmético

1. Coco Desmaquillante: Aplicamos el aceite de coco, poquita cantidad (como un guisante) en una toallita desmaquillante de tela reutilizable. Empezamos retirando el maquillaje de los ojos y continuamos por el resto de la cara. Si no te gusta la sensación que queda o tienes la piel grasa, puedes lavarte la cara con un jabón neutro para completar la limpieza. También podrías lavarte la cara antes, para retirar lo más “gordo” y utilizar la toallita con coco después.

2. Coco Hidratante: Perfecto para hidratar todo cuerpo. Al principio puede parecer muy pringoso, pero poco a poco según lo extiendes se va absorbiendo, dejando la piel suave y luminosa. Para hidratar todo el cuerpo necesitas una cantidad del tamaño de una nuez. Es un desmaquillante suave, perfecto si tienes los ojos sensibles.

3. Coco para el cabello: La mascarilla perfecta para hidratar el pelo. Si tienes el cuero cabelludo seco utilízalo sin medida, pero si lo tienes con tendencia a graso, mejor aplicarlo solo en las puntas. La cantidad va a depender de lo largo que tengas el pelo. Coje pequeñas cantidades de aceite de coco, caliéntalo un poco en la mano y lo vas aplicando mechón a mechón. Enrolla el pelo, lo agarras con unas horquillas y listo. Después lava el pelo con normalidad. ¡Lo notarás mucho más hidratado!

Para conocer muchos más beneficios de este producto conoce la página de ACEITE DE COCO BELIEVE, nuestro proveedor.