¿Probióticos? ¿Prebióticos?

Como ya lo sabrás, nuestro sistema digestivo (en especial el intestino) está poblado por multitud de tipos de microorganismos beneficiosos para nuestra salud. Esta “flora intestinal” varía por multitud de motivos a lo largo de nuestra vida y es responsable incluso de nuestro estado de ánimo, por eso al sistema digestivo le llaman el “segundo cerebro”.

PROBIÓTICOS

Alimento que contiene microorganismos vivos beneficiosos para quien los ingiere al permanecer vivos en el intestino y contribuir al equilibrio de la flora bacteriana; así el yogur, leche fermentada, etc.

Beneficios de los probióticos:

  • Asimilación de la lactosa
  • Tratamiento de diarreas
  • Disminución del colesterol
  • Estimulación del sistema inmune
  • Prevención de carcinogénesis
  • Efectos antialérgicos
  • Inhibición de Helicobacter pylori, bacteria que produce gastritis y otras enfermedades digestivas.

 

PREBIÓTICOS

Componentes no digeribles, normalmente oligosacáridos, que afectan beneficiosamente al individuo favoreciendo el crecimiento o actividad de ciertos microorganismos.

Beneficios de los prebióticos:

  • Mejora el tránsito intestinal.
  • Mejora la retención y absorción de minerales.
  • Prevención del cáncer (experimental)
  • Disminución de los niveles de triglicéridos y colesterol (en fase de estudio)

 

ALIMENTOS PROBIÓTICOS Y PREBIÓTICOS

En el mercado existen gran cantidad de alimentos llamados “alimentos funcionales”, es decir, aquel que tiene beneficios más allá del aporte de nutrientes. Dentro de este grupo estarían las leches enriquecidas, yogures enriquecidos, leches fermentadas, sal yodada, etc. Pero no sólo los alimentos procesados son considerados alimentos funcionales, muchos alimentos naturales puedes incluirse dentro de este grupo.

 

Ejemplos de probióticos: (alimentos con microorganismos vivos)

  • El yogur, que sin los microorganismos que lo componen simplemente no existiría. Así que es uno de los mejores probióticos que existen. Los yogures enteros (con grasa) y caseros son los que más cantidad de microorganismos tendrán.
  • Alimentos encurtidos. Son aquellos que han sido marinados en sal y agua (no vinagre) para fermentar de manera natural.
  • Suero de mantequilla natural,de sabor agrio y más o menos espeso, se obtiene en el proceso de fabricación de la mantequilla.
  • Algunos tipos de queso, como el cheddar, mozzarella, gouda o requesón.
  • El Kéfir, se refiere tanto a la bebida como al conjunto de microorganismos. Los gránulos de kéfir están formados por cultivos de levadura y bacterias lácticas que se usan para fermentar la leche de vaca o de cabra y obtener así el kéfir. El kéfir puede elaborarse con leche, agua e incluso té.

 

Ejemplos de prebióticos hay muchos, estos serían alimentos (sin microorganismos vivos) que estimulan el crecimiento de la flora microbiana:

  • Alcachofas, endivias, achicoria, plátano
  • Legumbres, patata y boniato
  • Ajo, cebolla y puerro
  • Trigo, avena y cebada
  • Espárragos
  • Leche materna

 

¿SON INDISPENSABLES?

Como todo, estos alimentos en dosis adecuadas son beneficiosos para nuestra salud. Pero nuestro consejo es que sigas una dieta equilibrada, disminuyas el consumo de alimentos procesados y aumentes el de legumbres o verdura (no en exceso) y productos fermentados o lácteos.

Si tienes malas digestiones y no sabes porqué, puedes empezar a introducir algunos de estos alimentos en tu dieta (siempre con moderación) y ver qué resultados te dan. Escucha a tu cuerpo.

 

Fuentes: