fbpx

Mindfulness o atención plena

El mindfulness es un estilo de vida que parte de la meditación como práctica. Es una nueva forma de ser, experimentar la vida y mejorar el equilibrio y conexión entre alma y cuerpo, buscando tener un estado de conciencia profunda para conocer nuestros pensamientos y emociones y evaluarlos a partir de nuestros patrones de comportamiento. Así mismo, busca prestar atención al momento presente con interés y aceptación dejando de lado el futuro que aún no llega y el pasado que no existe.

Dentro de sus beneficios están reducir el estrés y sus síntomas físicos en nuestro cuerpo, aumentar la autoconciencia y el bienestar.

¿Dónde se práctica?

En un lugar tranquilo donde te sientas cómodo, alejado de ruidos externos que puedan desconcentrarte. Es recomendable realizarlo en un lugar al aire libre para conectarse con la naturaleza. Puedes poner música relajante.

¿Cómo es la posición adecuada?

La posición más recomendable para meditar es en el suelo, con la espalda erguida para tener una mejor respiración. Nos podemos sentar sobre una estera o cojín para estar más cómodos.

Es importante recordar la importancia de la postura de la columna, pues es la encargada de soportar el peso del torso, la cabeza y el cuello.

Así mismo, es ideal que tanto las piernas como los brazos estén lo más relajado posible sin afectar la postura de la columna.

Ejercicios básicos

Lo más importante para realizar estos ejercicios de meditación es la respiración.

Es aconsejable que inicies con respiraciones profundas para que sientas la sensación de relajación. Luego de esto, pasamos a la pronunciación de los “mantras” que son palabras repetitivas que inducen a la tranquilidad y la calma tales como “ estoy bien, estoy tranquilo, estoy aquí y ahora”. También es importante aprender a controlar la aparición de imágenes en nuestra mente, para lograrlo es aconsejable visualizarte en un lugar agradable  como por ejemplo en un bosque o una playa.

Algunas recomendaciones:

-No debes practicar mindfulness cuando estés muy cansado, pues será más difícil que logres concentrarte.

-No te frustres si no logras mantener tu mente en blanco, con el tiempo y la práctica lo lograrás.

-Trata de mantener una posición adecuada siempre.

Recuerda que lo má importante es intentarlo, retándote cada día a ser mejor y a probar nuevas técnicas que ayuden a mejorar tu bienestar, salud y calidad de vida mediante la práctica de ejercicios saludables para el alma y cuerpo.